Golpe encima de la mesa del EURO no solo con el dólar sino en casi todos sus cruces de referencia
Teníamos la semana pasada los siguientes parámetros técnicos a vigilar: -Importante resistencia horizontal de largo plazo en 1.2650. -Media móvil simple de los últimos 20 periodos. -Línea de tendencia bajista del canal -50% del último rally bajista. El cierre del cruce el viernes se fue arriba de todos estos niveles y ahora queda por comprobar si el breakout definitivamente es válido o es un simple retroceso contra la tendencia bajista de este año. Observamos como la vela semanal, prácticamente sin mecha alcista y todo cuerpo, envía un potente mensaje de continuidad del rally. A partir de ahora debemos observar los siguientes parámetros de cara a analizar proyección hacia niveles de 1.35 o la vuelta a los 1.20 dólares por euro: 1. Ver si rompemos los 1.2850 o la SMA 200 diaria que es un punto de conflicto importante entre osos y toros en este timeframe.



La lucha por la tendencia diaria acaba de comenzar. 2. De cara a los que están largos en el cruce, vigilamos no meternos de nuevo por debajo de la zona de 1.2650 porque negaríamos el cambio de tendencia volviendo por debajo de esta resistencia clave y por tanto no cimentamos este nivel como soporte. Estos niveles representan volver por debajo del 38% de la ultima vela trimestral. Una vela trimestral arrastra fuerte volumen y cotización, y por tanto asociamos este timeframe de larga capitalización a operadores muchos más potentes como bancos o instituciones.

La inercia futura del precio por tanto, estaría más sesgada a la baja especialmente si nos metemos por debajo del canal quebrado. 3. De la misma forma todos las resistencias trimestrales quedan pulverizadas si el precio se posa en 1.3020 o por arriva del 61% del retroceso del rango anterior. A nivel fundamental es muy positivo lo que observamos con el futuro del bund. La subasta de la semana pasada del bono aleman a 10 años se coloco solamente al 78% lo que nos trasmite un mensaje de mayor apetito de riesgo por parte de los inversores en la Eurozona. Un driver fundamental que subyace detras de la evolución del precio en EURUSUD es mirar el diferencial de rentabilidad entre el bund vs bono americano a 10 años. El futuro del bund apunta a fuerte retroceso, lo que reduciria el spread de rentabilidad con el bono americano e implicaría un mayor sesgo al alza del euro con respecto el dólar al aumentar el tipo de interes exigido por los inversores. Por ultimo , no confundamos la posible debilidad del dólar con los indices americanos, los cuales pulverizaron resistencias importantes la semana pasada. Recientemente, el dólar y el mercado de valores americano no se han movido en línea. Esto debido que cada vez más, las compañías americanas obtienen sus ingreso s fuera de Estados Unidos.