En este apartado comentábamos ayer que el rebote del cruce se encontraba respaldado en rumores, posibilidades y diferencias; (1) rumores sobre la compra de bonos de la periferia por parte del BCE, (2) que a la Reserva Federal no le temblaría el pulso para aplicar una nueva ronda de compra de activos y (3) las diferencias entre republicanos y demócratas para ampliar el techo del gasto público.
Ayer Bernanke por la tarde en el último día de Humphrey-Hawkins comentó que el margen para un nuevo QE era más reducido debido a que sus posibles beneficios podrían no compensar en un entorno de inflación más elevado. Con posterioridad el cruce confirma el giro del indicador MACD con una ruptura de la directriz que ha guiado al precio desde mínimos de semana.

En este contexto, el rebote comienza a presentar ciertas dudas y los cortos adoptados con la señal de venta del oscilador MACD comienzan a entrar en beneficios. La pérdida a cierre horario del mínimo de ayer situado en 1,4113 concedería margen para aproximar el stop al primer máximo significativo, 1,4199 que coincide con la directriz bajista que incorporamos al gráfico como referencia técnica.

EUR/USD en gráfico horario