El impacto del nuevo estímulo japonés de hace dos días ha sido efímero y los activos de riesgo vuelven a retroceder ante la debilidad de los últimos indicadores económicos de China y Japón

Estos retrocesos en los cruces con apetito de riesgo y en las diivsas ligadas a las materias primas estaban ya descontados después de las fuertes alzas de la semana pasada. El cruce EURUSD está retrocediendo desde máximos de la semana pasada de 1.3170. De momento no traspasa el 38% del retraso del gran rally bajista que se observa en la gráfica.




Debemos de esperar final de este mes y trimestre de cara a ver si el Euro es capaz de cerrar por encima de 1.3160, igualmente cierres arriba de 1.3360 impulsan defitivamente al precio hacia niveles de 1.45 y tendrían un impacto severo. La pequeña divergencia mensual negando el cambio de tendencia y el fuerte soporte de largo plazo que se ha formado en 1.2650 tratarán de impulsar al cruce a pesar de la dificultad que entraña cruzar este tipo de niveles psicológicos. Durante el resto de esta semana y a partir de ahora, se activan las posiciones en largo a partir de 1.3040. Son normales este tipo de retrocesos, traders de más corta capitalización liquidan posiciones, solamente teníamos que ver en periodo diario los altos niveles de sobrecompra en los que estábamos inmersos.