Comenzamos esta semana en el cruce EURUSD con una perspectiva a priori alcista gracias a la fuerte barra de la semana pasada que dejo casi 400 puntos con un cierre semanal apuntado fuerte.
Nos hemos cansado de decir que ojo con las perspectivas bajistas precipitadas ya que el cruce no había cumplimentado el correspondiente retraso del primer trimestre del año. A nivel diario, observamos como la resistencia que comentamos la semana pasada en torno a los 1,3080 ha sido quebrada y el cruce esta semana entra en una disposición inmejorable para atacarle en largo.



Dicha resistencia convertida en soporte está formando base solida o coincide con el 38% del último rally alcista y con el soporte de la línea de tendencia alcista o uptrend. Insistimos, perspectiva inmejorable para abrir un largo. Solamente niveles de 1,2980 durante la semana replantean escenario alcista.