El cruce experimenta amplios bandazos a corto plazo sin adquirir dirección alguna.

Comportamiento que derivan en un aplanamiento del indicador MACD en torno a su nivel neutral que viene acompañado por multitud señales de compra y venta sin recorrido. Desde una perspectiva chartista, esta evolución se traduce en una formación de triángulo donde las referencias técnicas por la parte superior e inferior se aproximan entre sí encajonando al precio.

De esta manera el precio se encuentra buscando un catalizador / driver de peso que permita incorporar dirección. La reunión de hoy del BCE, para la que ya está descontada una subida, podría ser un catalizador. En este sentido los últimos debilitamientos en los PMIs que apuntan a una pérdida de momento en el crecimiento económico y las caídas en los índices y perspectivas de IPCs favorecen que Trichet baje el tono en su discurso tensionador. Si tenemos en cuenta que el principal driver del cruce ha sido el diferencial de tipos, consideramos que la balanza se decantará por una aproximación a la zona 1,4100 / 1,4070.

EUR/USD en gráfico diario