Sube el sentimiento para esta semana…pero se mantiene ligeramente por encima de los 8.000 puntos. Los expertos dan poca confianza a la subida que han tenido los mercados en la última semana. A pesar de que el Ibex 35 se coloca por encima de los 8.700 puntos, los pronósticos no colocan al índice español más allá de los 8.360 puntos a cierre de semana. El mayor optimismo llegará en un horizonte de inversión más amplio, a uno y tres meses, los niveles subirán considerablemente.
El objetivo era claro: relajar los mercados de deuda. La acción coordinada de los principales bancos centrales para que, siempre que lo necesitaran, los bancos pudieran disponer de liquidez ha surtido efecto. Los expertos coinciden en que los movimientos que han marcado los índices se han producido de una forma rápida e inesperada. Luis Francisco Ruiz, analista de estrategiasdeinversion.com reconoce que “todas las noticias conocidas muestran que hay una debilidad económica y, aunque ayudan al rebote de corto plazo, también inyectan volatilidad”. De ahí que sea “exagerado” justificar subidas del 4% en una sola sesión. La semana pasada el Ibex 35 cerró con una revalorización de más del 10%, que le llevó a los 8.558 puntos. Y esta no ha podido comenzar mejor: el Ibex 35 sumó un 1,7% y marcó en los 8.705 puntos su último movimiento.



Consenso semanal (azul), mensual (granate) y trimestral (verde) de Ibex 35. En amarillo, la media. En rojo, cotización actual.


Y, aunque el sentimiento de los analistas se ha vuelto algo más optimista, todavía recomiendan andar con pies de plomo. De media, los expertos consultados por Estrategias de Inversión creen que cerrará la semana en los 8.360puntos. El índice español tendría que recortar así un 3% desde los niveles en los que cotiza actualmente. Sin embargo, la perspectiva se vuelve más optimista si se amplía el horizonte temporal. En un mes, el selectivo español podría cerrar en los 8.380 puntos, se movería entre un máximo de 9600 y un mínimo de 6900 puntos. A corto plazo, la clave está en superar los 8.650 puntos pues “si se logra el camino hacia los 9.500 puntos creo que será rápido”, reconoce Jorge del Canto, analista independiente. A cierre de trimestre, el indicador viajaría hasta los 8.460 puntos de media. En este horizonte los expertos creen que incluso el índice podría alcanzar un máximo de 10.100 puntos.

Pero ¿y si hablamos de Europa? Comienza una semana clave para los mercados. La primera cita llegará este jueves de la mano del BCE. Los expertos dan por descontado que la entidad bajará –como mínimo - en un cuarto de punto los tipos de interés. La duda está en el resto de medidas que tomará para relajar a los mercados de deuda y el papel que adoptará para ayudar a los países con problemas. Principal financiador del FMI, comprador de la deuda periférica…lo cierto es que el papel que asuma la entidad presidida por Mario Draghi sentará las bases para la reunión de los ministros de la Eurozona el próximo 9 de diciembre. ¿Pronóstico? Sentar las bases para ir hacia la unidad fiscal en los países miembros. Dos variables que podrían condicionar la evolución de la renta variable europea en las próximas jornadas. A falta de conocer conclusiones, los expertos abogan porque el selectivo europeo – Eurostoxx50 – cerrará la semana en torno a los 2.257 puntos. Una caída cercana al 5% desde los actuales niveles. Para el cierre del mes, los pronósticos bajan hasta los 2.202 puntos para seguir bajando ligeramente hasta los 2.183 enteros a cierre de trimestre.


Consenso semanal (azul), mensual (granate) y trimestral (verde) de Eurostoxx50. En amarillo, la media. En rojo, cotización actual.

En Estados Unidos, también salpica el optimismo. Eso sí, algo más moderado desde los niveles de la semana anterior. Y es que los expertos siguen sin confirmar los 1.200 puntos del S&P 500, al menos para esta semana y el próximo mes. A cierre de trimestre, los pronósticos apuntan a que el selectivo estadounidense podría acabar en los 1186 puntos, un 1.8% por debajo de los niveles en los que cotiza actualmente.


Consenso semanal (azul), mensual (granate) y trimestral (verde) de S&P 500. En amarillo, la media. En rojo, cotización actual.

Y ¿para el mercado de divisas? El optimismo se empaña según avanza el tiempo. A más corto plazo – en una semana- los expertos ven al euro –dólar sin apenas modificación desde los 1,35 dólares en los que cotiza actualmente. Un nivel que baja hasta los 1,33 euros a cierre de mes pero que sube ligeramente hasta los 1,34 dólares en los próximos tres meses. Y es que las opiniones acerca de la divisa comunitaria convergen. De un lado, los que miran hacia las medidas que tome la Zona Euro para hacer una política fisca común, que confirme que el euro no se va a romper y es viable. Un pronóstico que hace mirar nuevamente hacia los 1,38 dólares. De otro lado, aquellos que no sólo contemplan la debilidad del euro sino la – más que interesada- debilidad del billete verde. A Estados Unidos no interesa un dólar fuerte pero, tarde o temprano, el par tenderá a equilibrase llevándolo incluso hacia los 1,25 dólares. Nivel más bajo pronosticado por los expertos.


Han colaborado:
IG Markets, Jorge del Canto, Roberto Moro, Dif Broker, Eurofinanzas Bolsa, Bolsacash y Rubén Vilela.