España es uno de los países más afectados por las restricciones de liquidez derivadas de la desconfianza de los mercados financieros tras la crisis de las hipotecas 'subprime' desatada en Estados Unidos hace un año, afirmó hoy el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Gregorio Mayayo. La falta de información y transparencia que ha existido en relación con la crisis de las hipotecas basura ha provocado una "hiperreacción" de desconfianza en los mercados de capitales que afecta, además de a las entidades directamente contaminadas por estos productos, a todos los emisores de deuda en general, indicó. "De manera más importante afecta a quienes han estado más activos (en la emisión de deuda) en los últimos años, entre los que se encuentra el mercado hipotecario español", dice el responsable de la AHE en una entrevista a la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito.