Los ajustes necesarios en el endeudamiento del sector privado, hogares y empresas, de España para alcanzar niveles sostenibles son todavía "bastante grandes", según Citigroup, que advierte de que estos desequilibrios afectarán negativamente a la economía en 2010, cuando se supone que se reducirá el respaldo público. El análisis de la entidad destaca que los datos del segundo trimestre constatan una aceleración en el reequilibrio de la economía española mediante la "sustancial" reducción por parte de los hogares y de las empresas de sus gastos y de la financiación exterior, contrarrestada en parte por las mayores necesidades de financiación del sector público.