El gobierno alemán ha tratado de marcar la distancia entre Grecia, Portugal y España.
El Ministerio de Finanzas alemán en boca de su portavoz, Martin Kotthaus, ha aprovechado una rueda de prensa rutinaria para tratar de marcar las diferencias entre las economías griega, portuguesa e irlandesa y la Española.
 
En una jornada en la que los mercados vuelven a sentir el aliento de la maltrecha economía griega, se han lanzado mensajes de tranquilidad sobre la economía española desde el gobierno germano, que considera que hemos “aplicado un programa de reformas muy estricto",
 
Kotthaus, además, ha señalado que la posibilidad de que Grecia pida la reestructuración de su deuda "no se debate" y añadió que cualquier argumentación en ese sentido es meramente "especulativa".
 
“Europa se encuentra en una situación difícil" en el ámbito financiero y precisa de "reformas estructurales" y "solidaridad" comunitaria para salir adelante.