La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, firmó hoy un acuerdo con el ministro de Finanzas de Bélgica, Didier Reynders, para prevenir el fraude y la evasión fiscal en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio. El acuerdo obliga a Bélgica, que reconoce el secreto bancario en su legislación, a intercambiar información efectiva en materia tributaria siguiendo los estándares de la OCDE. Ello significa que la Agencia Tributaria "dispondrá, a partir del 1 de enero de 2010, de toda la información fiscal necesaria para el control adecuado y efectivo de los contribuyentes españoles con rentas y patrimonio en Bruselas", según dijo el ministerio de Economía y Hacienda en un comunicado.