Nuestro país concentra la mayor cantidad de deuda lusa, por supuesto siempre detrás del propio Portugal. En total, la exposición española a la deuda de Portugal asciende hasta los 86.400 millones de dólares, es más del doble que lo que representa para Alemania, segundo país en la lista, con 40.000 millones de dólares.

En caso de rescate, el tercer más expuesto es Francia, que acumula 37.200 millones de dólares, seguido de Reino Unido, con 25.400 millones; Holanda e Irlanda, en el entorno de los 6.000 millones (6.100 y 5.700 millones respectivamente) y cierran la lista nuestra vecina Italia, donde los tenedores de bonos portugueses alcanzan los 4.800 millones de dólares, y Estados Unidos (4.500 millones).

Es un informe facilitado por Dracon Partners en el que asegura que “el rescate es cuestión de días”. De momento, Europa ha tenido que salir al rescate de dos países, Grecia e Irlanda, y lo hizo cuando la rentabilidad de sus bonos a diez años superaba el 7% y para evitar que alcanzase el 9%. Es un hecho que explica porqué están ahora todos los ojos puestos sobre Portugal donde la deuda portuguesa a 10 años se encuentra a las puertas del 8% (en el 7,8% en la última subasta).

Si no fuera suficiente con la amarga espera hasta que Portugal caiga, Moody´s ha puesto hoy la guinda a nuestro sistema financiero. De la quema sólo se salvan tres entidades: BBVA, Santander y La Caixa. Los bancos españoles son los principales tenedores de deuda portuguesa por lo que está por ver si su situación se complica cuando todos repitan aquello de “se veía venir” y Europa tome las riendas lusas con Sócrates fuera del tablero.




El Santander, en primera línea

Nuestro sistema financiero acumula hasta 6.500 millones de euros de deuda portuguesa. Por entidades, la más afectada es uno de los cinco grandes del Ibex 35.

Banco Santander. La entidad que presidente Emilio Botín es la más expuesta ante un posible impago de la deuda portuguesa. El Banco Santander tiene 4.900 millones en obligaciones.

Banco Popular. Es el segundo banco con un mayor peso de la deuda lusa que alcanza en su caso los 657 millones de euros.

BBVA
. Cierra el podium, con 629 millones de euros en tenedores de deuda de nuestro vecino.

El siguiente grupo está compuesto por entidades que cuentan en sus balances con bonos de deuda soberana que rondan los 100 millones de euros. Banco Pastor, es el primero de ellos, dispone de 115 millones. El grupo Mare Nostrum (Cajas Murcia, Penedès, Granada y Sa Nostra), cuenta con 108 millones de esa deuda. Y, el tercero en discordia, el Banco Sabadell que en el que la deuda portuguesa tiene un peso de 105 millones de euros.

En última instancia, el grupo Breogán, es decir, Caixanova y Caixa Galicia, tiene 29 millones de euros, el grupo CAM, Caja del Mediterráneo, Asturias, Cantabria y Extremadura, hasta 18 millones; y el grupo Espiga, o lo tradicionalmente conocido como Caja España y Caja Duero, cuenta con 11 millones de euros de toda la deuda de Portugal.