España fue el país comunitario que lideró las inversiones en la Europa de los Veintisiete en 2006, con 60.000 millones de euros, seguido por Reino Unido (57.000 millones) y Francia (45.000 millones), informó hoy la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.
La inversión de los países de la propia Europa ampliada en la UE descendió un 8% respecto a los niveles de 2005. Los países de la UE principales destinos de la inversión fueron Luxemburgo, con 57.000 millones de euros, Reino Unido, con 55.000 millones y Francia, con 45.000 millones. La inversión total de los países de la Europa ampliada en el extranjero alcanzó 183.000 millones de euros, un 38% más que en el ejercicio 2005, mientras que la inversión extranjera en los países de la UE se incrementó un 42%, hasta 135.000 millones. La inversión de la UE en el extranjero creció especialmente en Estados Unidos. La Europa de los Veintisiete invirtió 71.000 millones de euros en EEUU y 22.000 millones en Canadá. Francia ocupa el primer lugar entre los países comunitarios que más invirtieron en los Estados fuera de la UE, con 39.000 millones de euros, seguida de Alemania, con 31.000 millones y Luxemburgo, con 27.000 millones.