E.ON Ruhrgas participará con un 24,5% en la sociedad que construye una nueva terminal de gas natural licuado en El Havre (Noroeste de Francia), en una iniciativa con la que aspira a reforzar su negocio gasístico en Europa, según un comunicado difundido hoy. En concreto, E.ON ha suscrito un acuerdo con el operador eléctrico francés Poweo y con el de terminales petrolíferas, CIM SNC, para la construcción de una nueva terminal de gas en El Havre. La nueva terminal tendrá una capacidad de procesamiento de unos 9.000 millones de metros cúbicos de gas al año, de los que 3.000 irán a parar a la propia E.ON Ruhrgas. El importe total de la inversión se situará entre 500 y 600 millones de euros. Las compañías se encuentran a la espera de obtener todos los permisos necesarios para desarrollar el proyecto y confían en que las nuevas instalaciones puedan iniciar su actividad en 2011.