La eléctrica alemana E.ON prevé cerrar la adquisición de Viesgo y otros activos de Endesa en Europa en el primer semestre de 2008, según avanzó hoy el consejero delegado de la compañía, Wulf Bernotat, en una conferencia de prensa de presentación de sus resultados del primer semestre. "Esperamos que la operación se consume en el primer semestre de 2008", señaló Bernotat, quien destacó que la autorización de la UE a la transacción obtenida la pasada semana "representa un paso importante en el proceso de adquisición", además de "un avance sustancial" en la ejecución de su estrategia.
La compañía alemana acordó con Acciona y Enel la adquisición de activos de Endesa por valor de 10.000 millones de euros tras su intento de adquirir la eléctrica española, que finalmente no llegó a buen puerto. Dichos activos incluyen la filial de Enel Viesgo, varias centrales en España y activos en Francia, Polonia, Italia y Turquía. Bernotat resaltó además que la adquisición de las actividades de energía eólica de Dong, realizada la semana por 722 millones, complementa las centrales de Viesgo y Endesa que serán adquiridas a Enel y Acciona. E.ON compró a la danesa Dong la filial E2 Renovables Ibéricas, que cuenta con instalaciones de energía eólica en España y Portugal. "Hemos vuelto antes de lo que algunos habrían imaginado", subrayó Bernotat refiriéndose a la compra de los activos de Dong meses después de su fallida OPA sobre Endesa, destacando que, para 2010, el conjunto de estas actividades dará a E.ON más de 7 gigavatios de capacidad de generación en España. Nuevas filiales La compañía anunció además una resstructuración de sus actividades en Europa a través de la creación de dos nuevas filiales que aglutinarán por un lado las actividades de trading, y por otro la construcción de nuevas centrales de carbón y gas en el Viejo Continente. Así, la nueva filial E.ON Energy Trading combinará la totalidad de las actividades de comercialización en Europa, incluyendo gas, carbón, petróleo y permisos de emisión de CO2. Esta unificación permitirá "captar mejor las oportunidades de beneficio y crecimiento derivadas de la integración del mercado europeo". Bernotat agregó que aún están perfilando los detalles de esta nueva unidad y que en las próximas semanas E.ON anunciará la ubicación de la sede central de la filial. Por otro lado, E.ON gestionará la construcción de nuevas centrales de carbón y gas en Europa a través de una nueva unidad. La compañía cree que la centralización de estas actividades repercutirá en recortes de costes y sinergias. E.ON mantiene un plan de inversión en la construcción de nuevas centrales de 16.000 millones de euros, uno de los puntos clave de su programa de inversiones, que asciende a 60.000 millones de euros. Apuesta por las renovables Bernotat subrayó también que E.ON pretende reducir a la mitad las emisiones de CO2 de los activos de generación de la compañía para el año 2030. "La construcción de centrales eléctricas más eficientes también representa una importante aportación a la protección del clima", destacó el presidente de E.ON. La eléctrica invertirá 3.000 millones en energías renovables hasta 2010 y prestará soporte al objetivo de la Comisión Europea de que las renovables representen al menos un 20% de la energía primaria de la UE para 2020. Ganó un 26,2% más en el semestre E.ON hizo públicos hoy sus resultados del primer semestre, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 3.968 millones de euros, lo que representa un incremento del 26,2% respecto al primer semestre de 2006. Las ventas de la utility germana alcanzaron los 35.559 millones de euros, un 4% más, con un incremento del 12% de la facturación en su negocio de energía eléctrica, pero un retroceso del 8% en el segmento de gas natural.