El grupo alemán de suministro energético E.ON abrió una nueva central eléctrica en Malmo (suroeste de Suecia), proyecto en el que ha invertido un total de 300 millones de euros. La nueva central, que tiene una capacidad de generación de 440 megavatios, suministrará electricidad y calor. La central eléctrica es una de las más eficientes de Europa, según la compañía germana, y su producción de electricidad sustituirá la generación de una central térmica carbonera más antigua, lo que contribuirá a reducir las emisiones de dióxido de carbono en un millón de toneladas anuales. El título de E.ON baja en la bolsa alemana un 0,67% hasta los 29,66 euros.