Eni ha instado a los consumidores y productores de petróleo a escala mundial a que se cree una nueva agencia mundial de energía que limite las grandes variaciones en los precios del crudo, indicó el lunes el consejero delegado de la compañía italiana, Paolo Scaroni. La propuesta de Eni incluye varios puntos, como poner en marcha un mecanismo que ofrezca incentivos para inversiones con el fin de impulsar la capacidad, crear un fondo de estabilización mundial al que los países productores puedan recurrir cuando los precios del crudo caigan por debajo de un nivel determinado y buscar la coordinación internacional para gestionar las reservas de crudo y de derivados refinados. Scaroni además aprovechó para confirmar que Eni tiene intención de mantener su plan de inversiones para 2009 intacto y señaló que 70 dólares por barril sería un precio justo tanto para los productores como para los consumidores.