Endesa anunció el miércoles que prevé haber cerrado 2006 con un beneficio neto de 2.950 millones de euros en 2006 y un resultado bruto de explotación EBITDA de 7.140 millones.
Esta nueva estimación supone una subida de las previsiones, que la primera eléctrica española ya revisó en julio al decir que esperaba un resultado neto de 2.900 millones de euros en el ejercicio recién finalizado. Endesa realizó esta actualización de previsiones en un momento crítico al acercarse el final del proceso de opas sobre la compañía tras un largo periplo judicial que lo ha hecho durar ya dieciséis meses. La eléctrica señaló en una presentación que según sus estimaciones, el resultado neto será de 3.075 millones de euros en 2009 (3.000 millones en la anterior estimación) y que el EBITDA subirá hasta los 8.500 millones de euros, en comparación con los 8.330 millones de las previsiones remitidas el pasado julio.