Endesa registró un beneficio neto de 2.120 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un 6,3% menos que en igual periodo de 2009, informó hoy la eléctrica. La compañía explicó que el descenso de su beneficio semestral es consecuencia de que los resultados de la venta de activos en el primer semestre de este año han sido inferiores en 146 millones de euros a los obtenidos en el mismo periodo del año pasado.
Las sinergias logradas entre Endesa y Enel aportaron 310 millones de euros al resultado del primer semestre, mientras que otros planes de eficiencia contribuyeron con otros 42 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Endesa ascendió a 3.850 millones de euros, un 3,1% superior al del primer semestre de 2009, en tanto que el resultado neto de explotación (Ebit) avanzó un 3,8%, hasta situarse en 2.811 millones de euros.

Los ingresos de la eléctrica sumaron 15.113 millones de euros en el periodo enero-junio, con un crecimiento del 34,3% sobre el primer semestre del año pasado.