El presidente de Endesa Francia, André Sainjon apostó hoy por imponer sus condiciones al futuro propietario de los activos franceses de la energética española, y para ello propone reagrupar las participaciones que poseen en la compañía las empresas estatales EDF y Charbonnages de France en manos de un solo accionista, afirmó hoy en declaraciones al diario francés 'Le Tribune' "Los Estados todavía tienen un papel que jugar", señaló Sainjon, quien sugirió que estas participaciones estatales de EDF (18,75%) y de Charbonnages de France (16,35%) en Endesa Francia podrían pasar a manos de un solo accionista, que podría ser la Caisse des Depots o Gaz de France. Según las conclusiones de Sainjon, si se reagrupan estas participaciones, un solo accionista tendría en sus manos el 35% del capital, lo que crearía "una minoría de bloqueo de la que podrían servirse para tener la seguridad de que la política industrial de Endesa Francia seguirá adelante", subrayó.