El consejero delegado de Endesa, Andrea Brenta, atribuyó hoy el recorte de inversiones contemplado en el plan estratégico 2010-2014 de la compañía a la caída de la demanda, al entorno económico provocado por la crisis económica y al "nuevo perímetro" de la compañía por la venta de activos en Grecia, Irlanda y, antes de julio, en Canarias y Baleares, así como por la integración de las renovables en una nueva sociedad conjunta con Enel.  Endesa anunció hoy que invertirá 10.500 millones de euros en los cinco próximos años, de los que 6.825 millones se destinarán al mantenimiento de sus activos y 3.675 millones a la expansión del negocio