Ence ganó 17,6 millones de euros en el primer trimestre del año, un descenso del 25 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. La empresa señala en su nota que en el primer trimestre de 2007 se contabilizaron unos ingresos extraordinarios de 18,3 millones de euros, relativo al programa de coberturas, y que es éste el principal factor que explica este descenso en el resultado neto.
Las ventas netas alcanzaron los 164,8 millones de euros, un 8,8 por ciento superiores a las del primer trimestre del 2007, gracias al buen comportamiento del sector de la celulosa y al impulso de las ventas de energía. En el primer trimestre se registró un aumento importante, según Ence, de los ingresos por electricidad que superaron los 26 millones de euros, por la mayor generación y un entorno más favorable de precios. Sin extraordinarios ni coberturas, el EBITDA creció el 48%, con un total de 34,2 millones de euros.