Enagás considera positiva la futura entrada de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en su capital porque fortalece el núcleo accionarial de la compañía y le proporciona mayor estabilidad al reducir el free float -porcentaje del capital que cotiza libremente en bolsa-. La SEPI tomará la misma participación, el 5 por ciento, que el resto de los accionistas de referencia: Gas Natural, BBK, Cajastur, Bancaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y Sagane (Caja Murcia, Caja Granada y Caja Castilla-La Mancha).