Enagás ha obtenido un beneficio neto de 219,8 millones de euros en el primer semestre de 2018, lo que supone un descenso del 18,3%. Sin incluir el efecto contable derivado de la revalorización de GNL Quintero, el beneficio se incrementa un 1%. La compañía ha señalado que  estos resultados están en línea para alcanzar los objetivos del año.

 

 

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Enagás ha informado de que el beneficio después de impuestos a 30 de junio de 2018 ha alcanzado los 219,8 millones de euros, inferior al obtenido en el primer semestre del ejercicio 2017, en concreto un 18,3%, el cual incluía el efecto de la consolidación de GNL Quintero en 2017.

Sin tener en cuenta estos efectos contables, el beneficio  de Enagás después de impuestos ascendería un 1,0%, en línea con el crecimiento esperado para el conjunto del año.

La aportación al BDI de las sociedades participadas y GNL Quintero a 30 de junio de 2018 asciende al 21,2%, superior al 12,6% registrado en el primer semestre de 2017.

Los ingresos totales de Enagás a 30 de junio de 2018 han alcanzado 683,2 millones de euros, prácticamente en línea con los obtenidos en el mismo período del ejercicio 2017, ya que la menor contribución de ingresos regulados ha sido compensada parcialmente por otros ingresos de explotación no recurrentes, así como por el efecto de la NIIF 15.

 

Beneficio de Enagás en el primer semestre de 2018

 

El EBITDA de Enagás alcanzó los 545,2 millones de euros, superior a los 536,2 millones de euros obtenido en el primer semestre de 2017, lo que supone un aumento del +1,7%.

Enagás ha explicado que este buen comportamiento del EBITDA responde a la mejor evolución operativa comentada anteriormente y a la contribución al resultado de sociedades participadas. Asimismo, ha considerado que el EBITDA del semestre está en línea con el objetivo anual de alcanzar un EBITDA de 1.073 millones de euros al final del ejercicio 2018.

Los gastos operativos de Enagás al finalizar el primer semestre de 2018 alcanzaron los -188,3 millones de euros, inferiores a los -190,4 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que supone una disminución del -1,1%. Según la compañía, esta mejora operativa responde a la aplicación de políticas de eficiencia y control de gastos operativos y al efecto de una calendarización diferente respecto al primer semestre de 2017.

Las inversiones netas de Enagás han ascendido a 102,1 millones de euros. La inversión más importante son los 84,8 millones de euros invertidos en TAP. La inversión en España ascendió a 13,4 millones de euros.

El endeudamiento financiero neto de Enagás en el primer semestre del año se sitúa en 4.554 millones de euros, lo que supone una reducción de 454 millones de euros respecto a los 5.008 millones registrados a cierre del ejercicio 2017. Esta cantidad incluye 655 millones de euros asociados a la deuda neta contabilizada en GNL Quintero a 30 de junio de 2018.

Enagás: pago de dividendo

El pasado día 5 de julio Enagás realizó el pago del dividendo complementario con cargo al ejercicio 2017 por un importe de 0,876 euros brutos por acción que fue aprobado en la Junta General de Accionistas celebrada el pasado 22 de marzo de 2018.

S&P y Fitch Ratings han confirmado el rating “A-” de Enagás, poniendo de manifiesto la alta calidad crediticia de la Compañía, que cuenta con uno de los mejores ratings del mercado español.

Renta 4 valora los resultados

El analista de Renta 4 Ángel Pérez apunta en un informe que "los resultados en línea con nuestras estimaciones y las de consenso. Ebitda +1,6% gracias a la mejor evolución operativa y al resultado de las participadas, que repuntan, tal y como esperábamos Pese a estas mejoras y al menor resultado financiero, la mayor dotación a amortizaciones, y el registro de partidas extraordinarios positivas en el primer semestre lleva a un descenso del beneficio neto de -18,4%, aunque en términos comparables crece +1%, en línea con el crecimiento esperado para el conjunto del año". 

La caja operativa es menor a la generada en el primer trimestre por efectos de calendario "pero se aprecia una caída de -9% en la deuda neta gracias a la mayor aportación de Ebitda, las menores inversiones e intereses, mejorando con ello todos los ratios financieros del grupo". Pérez apunta que no espera una "reacción significativa de la cotización y que están pendientes en la conferencia de los comentarios que pudiesen hacer acerca de las inversiones internacionales y las perspectivas de cara al resto del ejercicio".

"Tras el repunte del 20% visto en el valor en los últimos meses desde mínimos del año, la cotización se ha situado un 7% por encima de nuestro precio objetivo, pese a ello reiteramos la recomendación de mantener apoyados principalmente en la rentabilidad por dividendo que ofrece el valor. Seguimos considerando a Enagás como una generadora de caja con elevada visibilidad (estabilidad regulatoria hasta 2020) y una rentabilidad por dividendo en efectivo muy atractiva (6,5%). El negocio internacional (donde está realizando importantes inversiones) proporciona crecimiento de los beneficios", explica el analista de Renta 4.