La empresa alcanzó un beneficio de 1.200 millones de dólares lo que significa 1,07 dólares por acciones.

El beneficio ajustado bajó de a 1,18 dólares desde 1,19 dólares por título. Los analistas esperaban un BPA de 1,19 dólares. Las ventas crecieron un 9% hasta 6.250 millones. Para el conjunto del año, Eli Lilly prevé alcanzar un BPA de entre 3,85 y 3,95 dólares.

Eli Lilly alcanzó un beneficio de 1.200 millones de dólares, o 1,07 dólares por acción, en el segundo trimestre del año, lo que supone un descenso del 11% respecto a los 1.350 millones, o 1,22 dólares, del mismo período del ejercicio anterior.