Las compañías eléctricas europeas, reunidas en la plataforma Eurelectric, defendieron hoy la existencia de un mercado competitivo para poder lograr una energía limpia. Según el secretario general de la asociación, Hans ten Berge, la crisis económica no tiene por qué ser un obstáculo para la inversión en el sector si las autoridades nacionales evitan intervenciones innecesarias en el mercado, como regular los precios de la electricidad, algo que dificulta la innovación. Berge se reunió hoy en Bruselas con el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, y 180 expertos de las industrias eléctrica y del gas para analizar cómo puede Europa financia una energía limpia y segura en el futuro. Eurelectric asegura que se necesita una inversión de 1,8 billones de euros de aquí a 2030 para modernizar las centrales, satisfacer la nueva demanda y adoptar tecnologías neutras en carbono.