El Tribunal de Cuentas ha detectado deficiencias en la elaboración, supervisión y ejecución del control de obras del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en 2005, que ha provocado, en algunos casos, la resolución del contrato en perjuicio de los intereses públicos. El informe aprobado por el Pleno del Tribunal de Cuentas el pasado 24 de abril señala que en los contratos de obras del INSS en 2005 destaca la "excesiva frecuencia" con la que se produjeron modificaciones de los contratos y los "significativos" incrementos de su precio inicial, casi siempre hasta el límite legal, cercano al 20%.