El Tribunal de Comercio de Nanterre ha aplazado hasta el 6 de septiembre la decisión sobre el contencioso que enfrenta al grupo francés Sacyr y a algunos de sus principales accionistas españoles, en particular Sacyr, por la privación de derechos de voto. Una vez escuchadas las partes, los jueces han decidido que el 6 de septiembre se celebre una nueva audiencia de procedimiento, en la que se tendrá que fijar un calendario para que unos y otros presenten sus argumentos. Las dos partes se enfrentan a raíz de la decisión de la mesa de la junta de Eiffage del pasado 18 de abril de privar de derechos de voto a 89 accionistas españoles, que representan en conjunto el 17,6 por ciento del capital.