El tráfico en la autopista Madrid-Levante, gestionada por Cintra, fue el que más aumentó en los tres primeros meses del año, al crecer más de un 37%. A pesar de este crecimiento, la citada autopista registró 4.268 viajes, lo que la posiciona como la menos transitada de las gestionadas por la filial concesionaria de Ferrovial. La Radial 4 (Madrid-Ocaña) registró 10.273 desplazamientos diarios, una subida del tráfico del 15,45%, debido a que las vacaciones de Semana Santa este año tuvieron lugar un mes antes que el pasado, por lo que la concesión se benefició de mayor circulación durante los festivos.