El tráfico aéreo mundial registró el pasado mes de marzo un incremento del 5,8%, pese a que la desaceleración de la demanda provocada por la crisis crediticia de Estados Unidos sigue afectando al sector aéreo, informó hoy la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). El factor de ocupación se situó en el 77,7%, mientras que el tráfico de mercancías se incrementó en un 3,2%. La IATA precisó que, aunque las cifras de pasajeros de marzo se vieron afectadas "positivamente" por las vacaciones de Semana Santa, sin tener en cuenta esta distorsión, "el crecimiento del tráfico real" se situó en el 4%. Asimismo, sin el efecto "artificial" de la Semana Santa, el factor de ocupación en marzo se situó en el 76,14%, lo que supone 1,7 puntos porcentuales menos que el 77,8% registrado en el mismo periodo de 2007. "Esta caída indica que la desaceleración de la demanda ha tenido lugar más rápidamente que el recorte de capacidad que han podido realizar las aerolíneas" No obstante, el presidente de la IATA, Giovanni Bisignani, consideró que el tráfico de pasajeros "sólo cuenta una parte de la historia". "El altísimo precio del petróleo está golpeando fuerte y la amortiguación de una economía en expansión ha desaparecido", recalcó Bisignani.