La demanda de pasajeros aéreos cayó un 1,1% en agosto, lo que supone una "mejora" respecto al descenso del 2,9% sufrido en el mes anterior, aunque la reducción de capacidad acometida por las aerolíneas "lanzan" los costes unitarios e impiden que el tráfico sea rentable, según informó hoy la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). "La demanda continúa mejorando, pero sigue sin ser rentable", puntualizó el director general de la IATA, Giovanni Bisignani, quien aseguró "que la industria no está aún fuera de peligro".