El Tesoro ha logrado colocar casi el máximo de deuda previsto en la subasta de largo plazo celebrada esta mañana. En concreto, se han vendido 2,490 millones en obligaciones con vencimiento en 2016 y 2015. Aunque el ratio de cobertura se ha elevado considerablemente en el tramo con caducidad en 3 años, ha caído a casi la mitad en los títulos que vencen en 2016, donde, además, el Tesoro se ha visto obligado a subir drásticamente el interés al 5,10%.



El Tesoro se ha enfrentado hoy a un nuevo examen y, esta vez, lamentablemente la nota ha bajado. Si bien, se ha logrado colocar prácticamente el máximo de deuda previsto (rango de venta contemplado entre 1.500 y 2.500 millones de euros), el organismo dependiente del ministerio de Economía se ha visto obligado a elevar el interés ofrecido a los acreedores en todos los tramos.

En concreto, el Tesoro español ha adjudicado 1.097 millones de euros en bonos a 4 años (30/04/2016) con un tipo marginal del 5,13%, frente al 3,428% de la anterior subasta. El ratio de cobertura de 2,4x respecto al 4,13x de la subasta de marzo.

Por otro lado, ha colocado 1.024 millones en bonos a tres años (vencimiento en julio de 2015) con tipo del 4,917%, frente al 4,069% de la anterior subasta. El ratio de cobertura se situó en 3,0x (2,9x en la de mayo).

Por último, ha colocado 371 millones de otro bono a tres años (vencimiento en enero de 2015) con rentabilidad del 4,421%, frente al 2,96% al que se colocó en abril. El ratio de cobertura se situó en veces 4,5x (2,41x en abril).

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup, comenta que “la subasta ha estado bien y, más que el nivel de tipos a los que se ha colocado, hay que ver que la demanda y la adjudicación ha sido buena”.

Tras la celebración de esta subasta, la prima de riesgo española se sitúa en los 489 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años frente al bund alemán, en el 6,27%. Sin embargo, según Josep Prats, de Ahorro Corporación, “un 6,5% del bono a 10 años es alto, pero no exagerado, pues en otros tiempos otros países han tenido estos intereses. Hasta las elecciones griegas podemos permitirnos estos intereses, más allá, no”.

El Ibex 35, por su parte, sosega las caídas y cede un 0,01% hasta los 6.610 puntos con Bankia desplomada en la parte baja. Cede un 15,53%.