El Tesoro Español logra pasar la subasta de deuda a largo plazo con nota. Ha conseguido colocar 5.030 millones de euros en bonos y obligacionesa un menor coste. Este monto se ha situado ligeramente por encima de los 5.000 millones de máximo previstos. España ha contado con viento a favor, pues la relajación de la rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa por debajo del 5% y la de la prima de riesgo se ha relajado hasta los 351 puntos básicos.


En concreto, el Tesoro ha colocado 569 millones de euros en bonos a dos años y medio a un tipo de interés del 2,68% frente al 2,77% anterior. En este caso, la demanda ha superado en 4,9 veces lo finalmente colocado (2 veces en la anterior ocasión).

En el caso de los bonos a cinco años ha colocado 2.026 millones a un tipo de interés del 3,6% frente al 4,16% anterior. En este tipo de papel, las peticiones han superado en 2,3 veces las ventas del Tesoro (2,2 veces en la anterior ocasión)

Ésta es la primera subasta que el Tesoro lleva a cabo después de que las tensiones políticas italianas disparan la prima de riesgo española el martes de la semana pasada hasta los 415 puntos básicos. Hoy, con la prima de riesgo 351 puntos básicos y la rentabilidad del bono a 10 años por debajo del 5%, el Tesoro se ha podido permitir ofrecer unas rentabilidades inferiores a las de las últimas subastas de estas características. 

 Además, ésta tamibén ha sido la primera subasta celebrada tras conocer el detalle de los datos de déficit público. Estos datos, reflejan que el Gobierno ha reducido el déficit al 6,7%.