El Tesoro Público superó holgadamente el objetivo de colocación de sus Bonos a 3 y 5 años debido a la fuerte demanda que registró en la subasta del jueves, dijeron expertos en el mercado secundario de deuda. El Tesoro había concertado con los creadores del mercado un objetivo total para ambos instrumentos de hasta 4.500 millones de euros, pero acabó colocando papel por 6.331 millones. "Yo intuitivamente diría que el Tesoro ha aprovechado la fuerte demanda que ha tenido en estas subastas para financiar el déficit de los próximos meses", dijo Juan Antonio Cabrera, economista del servicio de estudios de Caja Madrid. Según explicaron expertos, el hecho de que el mercado no prevea, en una larga temporada, un incremento de los tipos de interés para apoyar las maltrechas economías europeas, pone un techo a las rentabilidades de la deuda pública lo que respalda la demanda. En este sentido, el mercado está barajando la posibilidad de que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo baje el jueves el precio oficial del dinero en la zona del euro hasta el 1,0 por ciento desde el 1,5 por ciento.