El saldo positivo de la balanza comercial en servicios de la Unión Europea (UE) alcanzó en 2008 los 78.400 millones de euros, lo que representa un 9,8% menos que en 2007, según los datos publicados por la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat. La caída del superávit se explica por los menores excedentes en el área de servicios financieros (un 7,8% menos), así como por el incremento de los saldos negativos en el apartado de cánones y comisiones por licencias, que aumentó un 62,3%, y en turismo, donde creció un 8,5%.