El Índice de Gerentes de Compras (PMI) para las empresas en el sector servicios en España, que representa alrededor del 70% de la economía, cayó a 44,8 puntos en septiembre desde los 45,2 en agosto. El dato de septiembre resultó por debajo de las previsiones que apuntaban 45 puntos.

La actividad del sector servicios en España se contrajo a su ritmo más rápido desde julio de 2009 y hay menos optimismo sobre el crecimiento de las empresas para el próximo año.

De esta forma, se ha registrado el tercer mes consecutivo en que el índice del sector servicios se ha mantenido por debajo los 50 puntos, línea que divide el crecimiento de la contracción.

"La incertidumbre económica en España y en toda la zona del euro tiene un impacto negativo en el sector servicios en septiembre así se ve la falta de voluntad de lo clientes para comprometerse en nuevos proyectos y el resultado es un marcado descenso en los nuevos negocios y la actividad", dijo Andrew Harker, economista de Markit proveedor de datos.

La encuesta PMI mostró que las empresas estaban más preocupadas por las perspectivas para el año que lo que estaban hace un mes. El índice de expectativas de negocio cayó a 58,2 desde los 59,4 de un mes antes, y se firmó el nivel más bajo desde octubre.