El consorcio que forman el Banco Santander, el Royal Bank of Scotland (RBS) y Fortis ha alcanzado ya el apoyo de más del 95% del accionariado del banco holandés ABN Amro, lo que les permitirá hacerse con todo el capital, según informaron las entidades en una nota enviada a la CNMV. Los tres bancos son propietarios del ABN desde el 17 de octubre, después de que el 86% del capital apoyase la propuesta del consorcio hasta el 5 de octubre pasado.
Los accionistas que poseen el 14% restante pueden acudir a la oferta del consorcio durante el periodo de repesca, que termina el 31 de octubre. Una vez superado el 95%, los miembros del consorcio esperan hacerse con el resto del capital "lo antes posible". Los tres bancos y el RFS Holdings, sociedad a través de la cual el consorcio ha articulado la adquisición, han mostrado su satisfacción por que el apoyo a su oferta ya haya superado el 95% del capital, incluyendo las acciones del banco holandés que cotizan en la bolsa de Nueva York. Así, más del 95% de las acciones del banco holandés se han sumado ya a la oferta o serán aportadas por los bancos a la sociedad RFS Holdings, de modo que se pueda iniciar la compra del capital restante. Después del "importante hito" alcanzando, RFS Holdings sacará de bolsa las acciones de ABN para ejecutar el total de la compra. La ley holandesa, tras haberse alcanzado el 95% de apoyo, obliga a los accionistas que no han acudido a la oferta a vender forzosamente sus títulos a un precio que establecerá la Corte de Apelaciones de Amsterdam y que será al completo en efectivo. El consorcio señaló, en el folleto de su oferta pública de adquisición del ABN, que ejercería el derecho de compra forzosa si conseguía dicho respaldo del 95%, recogido en el código civil holandés a raíz de una directiva del 2004 de la Unión Europa (UE).