El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, aseguró hoy que la entidad está atenta a "oportunidades basadas en la consolidación y en el crecimiento no orgánico", aunque insistió en que no vale comprar todo y que sólo están interesados en "un zapato que nos calce bien".
En su intervención en el "XIV Encuentro del Sector Financiero", organizada por Deloitte y ABC, Sáenz no se refirió a ninguna entidad en concreto y preguntado por los rumores de su interés por ABN Amro se limitó a aseverar que "sin comentarios". La adquisición en la que se embarque el Santander tiene que encajar bien con el resto de negocios del grupo y reportar rentabilidad por encima del coste de capital en un tiempo determinado, lo que Sáenz resumió como "seguiremos pendientes de nuevas oportunidades de expansión pero con lógica estratégica y disciplina financiera".