El vicepresidente del Santander, Matías Rodríguez Inciarte, ha insistido en que el banco tiene menos deuda española de la que sería razonable en una gestión normal de activos y pasivos de la entidad.

Por esta razón, desde el Banco Santander no comprenden que el aumento del coste de las emisiones de bonos españoles esté perjudicando al grupo a la hora de buscar financiación en los mercados. Rodríguez Inciarte lamentó que el aumento de la prima de riesgo de la deuda española respecto a la alemana, que se utiliza de referencia, incide de forma injusta en el coste de financiación del Santander.