La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) ha rechazado la oferta pública de valores (OPV) del fabricante de vehículos todoterreno chino Great Wall, que busca convertirse en la primera compañía privada del sector que cotizase en la bolsa de Shanghai además de en Hong Kong. Según el diario "Shanghai Daily", Great Wall tenía previsto vender en la bolsa china 120 millones de acciones de tipo A (denominadas en yuanes, con las que cotizan en las bolsas nacionales las principales firmas del país) en la primera mitad del año, cinco años después de su salida a bolsa en Hong Kong. Sin embargo, los expertos ya esperaban la negativa del regulador bursátil porque "el momento no era bueno", según Wang Liusheng, analista de la corredora China Merchants, debido al período negativo que atraviesan las bolsas chinas y a los esperados apuros de la industria automovilística en China tras el encarecimiento de los combustibles.