Esta vez sí. Las declaraciones del gobernador del Banco Central de Brasil parece que han hecho efecto en el mercado y el real se aprecia por primera vez en tres días frente al dólar. La moneda brasileña ha llegado a subir más de un 1,2% para cotizar en el nivel de 2,3571.
El gobernador de la Autoridad Monetaria, Alexandre Tomibini aseguraba que “ Brasil tiene un colchón de seguridad y liquidez que se puede inyectar a diversos segmentos del mercado". El diario Infobae asegura que el Tombini afirmaba el sábado que estaba dispuesto a adoptar estas medidas para evitar la volatilidad en el mercado de divisas.



Tombini fue muy explícito. "Usaremos nuestro amplio paquete de instrumentos para reducir la volatilidad excesiva y mitigar potenciales riesgos a la estabilidad financiera". El gobernador insistió:  “añadimos casi 90.000 millones de dólares a nuestras reservas internacionales, que hoy sobrepasaron 370.000 millones".

El máximo responsable de la Autoridad monetaria decía que el "colchón" permite en el actual "período de transición, marcado por niveles más elevados de volatilidad y por el aumento de la aversión al riesgo, ofertar protección a los agentes económicos y, de ser necesario, liquidez a los diversos segmentos del mercado".

Se trata de unas declaraciones que vienen a apoyar el anuncio de intervención de hace una semana y en el que se destinaban 600.000 millones hasta finales de año para estabilizar el cambio con el dólar. Desde que comenzó el ejercicio, el real ha caído alrededor de un 15% contra el dólar.

El empeoramiento de las perspectivas de crecimiento del país y el anuncio de un posible tapering en Estados Unidos han provocado que los inversores se decanten por la moneda de los vecinos del norte. Así, el real llegó a cotizarse la semana pasada a 2,45 por dólar, su menor valor desde diciembre de 2008.