El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, se mostró seguro respecto al beneficio que obtendrá la entidad en el actual ejercicio ya que tiene la estrategia correcta al combinar banca de inversión y de consumo. En la junta general de accionistas que Deutsche Bank celebró hoy en Fráncfort, Ackermann dijo que el instituto de crédito ha comenzado bien el segundo trimestre del año, si bien hizo hincapié en que el 2009 no será fácil. Deutsche Bank volvió a tener beneficios en el primer trimestre del año, tras haber sufrido en 2008 la primera pérdida en más de 50 años, y prolongó hasta finales de abril el contrato a su presidente, Josef Ackermann, tres años más, hasta la junta general de accionistas de 2013. Deutsche Bank tuvo hasta marzo un beneficio neto de 1.200 millones de euros (1.572 millones de dólares), frente a la pérdida de 141 millones de euros (185 millones de dólares) del mismo periodo de 2008, por la recuperación de la banca de inversión.