El precio del barril de petróleo de Texas aceleró hoy la tendencia alcista y llegó a los 88 dólares en Nueva York, a pesar de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha garantizado que mantendrá bien abastecido el mercado. Hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), los contratos de petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre añadían 1,87 dólares al valor anterior y alcanzaban el nivel de 88 dólares, algo nunca visto desde que en 1983 comenzaron a negociarse este tipo de contratos. El gasóleo de calefacción también se negociaba en niveles que nunca habían alcanzado desde que en 1978 comenzaron a negociarse contratos a futuro de ese combustible en el mercado neoyorquino.