El barril de la OPEP se ha situado en los 110,8 dólares tras un descenso del 0,25%.
La incertidumbre sobre la evolución en Europa y el coste del terremoto en Japón hicieron que el precio del barril de la OPEP sufriera un ligero retroceso tras el rally desatado por el miedo a la escasez de crudo.