Los precios de las viviendas en el Reino Unido subieron un 1,1% en diciembre de 2009 frente al mismo mes del año anterior, según informó hoy la entidad de crédito hipotecario Halifax, parte del Lloyds Banking Group. Los precios subieron un uno% en diciembre pasado frente al mes anterior, lo que supone el sexto mes consecutivo de incremento, agregó la fuente.
De esta manera, el coste promedio de un inmueble se sitúa actualmente en 169.042 libras (unos 187.636 euros). Pese a todo, la entidad calcula que los precios inmobiliarios no subirán en 2010.

El incremento de diciembre, según los expertos, responde en gran parte a la poca cantidad de propiedades puestas a la venta en el mercado.

Estos datos fueron divulgados el mismo día en que el Banco de Inglaterra dará a conocer su decisión sobre los tipos de interés, que pueden mantenerse en el 0,5%.