El precio de la vivienda en el Reino Unido cayó un 1,9% en marzo con respecto al mes anterior,  según Halifax, la mayor entidad hipotecaria del país. Este retroceso, más leve que el 2,3% de febrero, muestra, según Halifax, que el mercado "está comenzando a estabilizarse". Así, en tasas interanuales, los precios acumularon en marzo un descenso del 17,5%, con lo que el valor medio de las propiedades baja hasta 157.326 libras (172.739 euros, al cambio actual). Tras el último recorte de tipos efectuado por el Banco de Inglaterra hasta situarlos en el 0,5%, la fue indicó que la cantidad de dinero que los británicos destinan al pago de la hipoteca se redujo en marzo hasta el 22,6% de su sueldo, el nivel mínimo en los últimos tres años y medio.