El precio del kilo de carne de pollo eviscerado (limpio, sin cabeza ni patas) subirá entre 18 y 20 céntimos por kilo, el 11%, como consecuencia del incremento en casi un 50% el valor del pienso y de las materias primas. El secretario general de la Interprofesional Avícola (Propollo), Angel Martín, declaró a Efe que el Gobierno debe tomar medidas urgentes para frenar la subida del precio de los cereales, que en el último año ha aumentado un 50%, para mantener en activo los sectores ganaderos. Martín añadió que en la actualidad los precios se mantienen ligeramente por encima del coste de producción, que ronda los 0,84 euros por kilo, pero que al ser un producto muy sensible en la cesta de la compra hay dudas acerca de si el consumidor será capaz de asumir ese incremento o desembocará en una caída del consumo.