El índice de gestores de compra (PMI) del sector manufacturero español ha caído hasta 49,5 puntos en diciembre, desde los 50,7 puntos de noviembre, para situarse por segunda vez en tres meses por debajo de los 50 puntos, barrera que delimita la contracción o expansión del sector. El empeoramiento de las condiciones económicas han llevado a este indicador a su peor marca desde junio de 2005. Mientras que la producción ha continuado creciendo en diciembre, las últimas cifras prácticamente no señalaron cambio alguno de los nuevos pedidos en general, aunque sí indicaron una caída de la demanda de clientes para exportaciones.