La economía japonesa ha crecido un 0,8 por ciento intertrimestral en los tres primeros meses del año. Inicialmente se había calculado un avance del 0,6 por ciento. En términos anualizados, la economía nipona ha aumentado un 3,3 por ciento en los tres primeros meses del año, por encima del 2,4 por ciento que mostraba el dato provisional. En cuanto al deflactor del PIB, una medida de inflación, cayó un 0,3% interanual, en lugar del 0,2% estimado anteriormente.