El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro crecerá un 1,7% este año y un 1,1% en 2009, según las estimaciones del servicio de estudios de BBVA, que prevé que el Banco Central Europeo (BCE) baje los tipos de interés en un cuarto de punto en diciembre y otro tanto en marzo del próximo año. Estas previsiones de crecimiento, realizadas por José Luis Escrivá, director del servicio de estudios del banco, en la presentación de la nueva edición de la publicación "EuropaWatch", están en línea con las publicadas ayer por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el presente ejercicio, al estimar que el PIB crecerá un 1,75%, pero son inferiores respecto a 2009, año en el que el organismo internacional prevé que la economía de la zona euro crezca un 1,25%.