El Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona aumentó un 2,6% en 2007, dos décimas menos que en el ejercicio anterior, cuando creció un 2,8%, mientras que en la Europa de los 27, el PIB aumentó un 2,9% en 2007, también dos décimas menos que en 2006, cuando se incrementó un 3,1%, según la segunda estimación de la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. Durante el cuarto trimestre, la economía de la eurozona creció un 0,4% en términos intertrimestrales y un 2,2% en tasa interanual, cuatro décimas menos que en el tercer trimestre. Los datos publicados hoy confirman la desaceleración de la economía de la zona euro en el cuarto trimestre del año respecto a los tres meses anteriores, cuando el PIB creció un 0,7% intertrimestral y un 2,7% interanual.